Search

Plástico vs Bambú

A lo largo de nuestra vida generamos aproximadamente un residuo total de 5kg de plástico, por persona, únicamente en cepillos de dientes.




Solución


En la búsqueda de productos sostenibles encontramos la solución ideal a este problema: Cepillos de dientes de bambú.



Diferencias


En cuanto a sus componentes....


Los cuerpos y las cerdas de los cepillos de dientes de plástico convencionales están compuestos de materiales derivados del petróleo como PVC, goma, Nylon... En cambio, los cuerpos de nuestros cepillos són de bambú y sus cerdas de Nylon-6; material que no tiene derivados del petróleo ya que está fabricado a partir de aceite de ricino y no contiene Bisfenol A (componente presente en los cepillos de plástico y que puede ser dañino para la salud)


A la hora de reciclar....


Los cepillos de dientes de plástico suelen estar compuestos por distintos materiales, y aunque algunos sean “técnicamente” reciclables por separado, suelen estar unidos de tal manera que es muy difícil separarlos para su reciclaje.

Por otro lado, el bambú con el que se fabrican los cuerpos de los cepillos puede ser usado como abono natural. Tiene la facultad de descomponerse en la naturaleza, en un tiempo relativamente corto y por acción de organismos vivos, de esta manera, se reintroduce dentro de los ciclos de los nutrientes de la naturaleza.


Es por eso que....

Mientras que un cepillo convencional de plástico tarda en biodegradarse entre 100 y 1.000 años sin desaparecer nunca por completo (ya que se convierten en micro-plásticos que afectan a la flora y fauna marina), el cepillo de bambú tarda entre 6 y 12 meses en biodegradarse por completo.

Además....


El bambú también es considerado uno de los materiales más sostenibles del mundo por su rápido crecimiento ¿Sabías que algunas especies de bambú pueden crecer hasta 1 metro en 24 horas?

Por otro lado, el plástico necesita de procesos de fabricación altamente contaminantes, exactamente lo opuesto a lo que consideramos ‘sostenible’.


Por si fuera poco, el bambú también es una planta ecológica que no necesita de pesticidas ni fertilizantes para su normal crecimiento.

Por tanto, hablamos de que, no solo los cepillos de dientes de bambú, sino que prácticamente cualquier producto hecho de bambú es #ecológico, #biodegradable y #sostenible.



¿Qué puedes hacer tú?


Actúa en tu consumo.

O eres parte del problema, o eres parte de la solución.